Tras la interrupción del proyecto en la región de Tigray, debido al estallido de un conflicto armado, la Alianza Shire comienza un nuevo proyecto de acceso a energía en los campos de refugiados y comunidades de acogida de Dollo Ado, en la frontera con Somalia.

El objetivo es mejorar las condiciones de vida en los campos de refugiados y en sus comunidades de acogida, fortaleciendo las capacidades locales, creando oportunidades de generación de ingresos y mejorando el acceso a servicios básicos a través de los impactos transversales de la energía.

La decisión sobre el traslado del proyecto a estos campos se ha realizando de manera consensuada con otros actores involucrados en el proyecto, como la Unión Europea y ACNUR.

El criterio de selección de los campos de refugiados era encontrar una zona estable en términos de seguridad y donde nuestro socio local ZOA pudiese exportar fácilmente el conocimiento ya adquirido en los campos de refugiados de Shire.

Ambos requisitos se cumplen en los campos de Dollo Ado y sus comunidades de acogida, donde no se han registrado conflictos de relevancia en los últimos años y ZOA tiene experiencia con otros proyectos.

Además, se trata de un área propicia para desarrollar iniciativas de acceso a electricidad ya que, por un lado, hay experiencias previas en proyectos de energía y, por otro lado, es una zona donde no se contará con servicio eléctrico conectado a la red nacional ni a corto ni a medio plazo; el punto de conexión a red más cercano se encuentra a 200 km, por lo que no entra en planes de electrificación convencional existentes.

Objetivos del nuevo proyecto

Los dos principales objetivos de la Alianza Shire en este nuevo proyecto son:

  1. Mejorar el acceso a los servicios básicos en los campos de refugiados a través del suministro de energía sostenible en los servicios comunitarios, así como con la instalación de alumbrado público. Para ello colaboraremos con las entidades locales para evaluar las necesidades energéticas y así poder diseñar una solución acorde tanto tecnológica como organizacionalmente.
  2. Crear oportunidades de generación de ingresos y mejorar la calidad de vida de la población refugiada y comunidades de acogida a través de la formación, creación de negocios basados en tecnología solar fotovoltaica y la distribución de Sistemas Fotovoltaicos Domiciliarios (SFD), promoviendo el empleo y el desarrollo económico.

Dentro de este segundo objetivo, vamos a promover la creación de empresas por parte de la población refugiada y comunidades de acogida, basadas en tecnología fotovoltaica y la distribución de sistemas fotovoltaicos domiciliarios, lo que creará oportunidades de generación de ingresos y medios de subsistencia.

En este proyecto también incluimos una línea de trabajo de sistematización y difusión de las principales experiencias y aprendizajes que se adquieran durante el proyecto, para ponerlos a disposición de la comunidad humanitaria internacional.

Repercusiones del conflicto en Tigray

A principios de noviembre de 2020, las tensiones políticas entre el Gobierno Federal de Etiopía y el Gobierno Regional de Tigray derivaron en un conflicto armado que afectó al acceso a servicios básicos como electricidad o combustible, a las comunicaciones y a los transportes, además de las pérdidas de vidas.

Tras realizar un seguimiento continuo de la situación en Tigray junto con ZOA, organización socia para la implementación del proyecto y con presencia estable en la región de Shire, y de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR, la alianza ha decidido dejar de trabajar en la zona.

En la actualidad, nuestro socio ACNUR, junto con otros organismos internacionales y otras organizaciones internacionales y locales, han desarrollado una respuesta de emergencia en toda la región de Tigray que, por supuesto, incluye los campos de Shire.